Capítulo 33 – Cuba

Las relaciones entra la Unión Soviética y Cuba empezaron a desarrollarse durante la Segunda Guerra Mundial y tuvieron sus más y sus menos hasta el triunfo de la revolución de Fidel en 1959 momento en el que la URSS se comprometió a comprar en Cuba enormes cantidades anuales de azúcar, un gesto de acercamiento muy oportuno en el momento en el que USA había anunciado que dejaría de enviar su petróleo a la isla. A partir de ese momento, la URSS sería el proveedor oficial de petróleo en Cuba. Las consecuencias se dejaron notar de inmediato y las compañías norteamericanas instaladas en la isla se negaron a trabajar y el gobierno respondió expropiando y nacionalizando: el bloque económico de Estados Unidos no se hizo esperar.

En la Universidad de La Habana escaseaban los puestos de trabajo principalmente por un masivo éxodo a EEUU de profesionales, técnicos y personal cualificado espantados por una situación económica que se preveía desastrosa.  Fidel Castro, aprovechando el acercamiento de las relaciones solicitó a la URSS profesorado para impartir clases en las diferentes facultades.

Uno de los artículos de la constitución cubana de 1940, determinaba que todas las materias relacionadas con la literatura, la historia y la geografía, debían de ser impartidas por maestros nacidos en Cuba, pero no hacía referencia a las materias de la rama científica y fueron precisamente estos los puestos que se pretendieron cubrir inicialmente desde la Unión Soviética. A partir de 1963 empezaron a llegar a la Isla numerosos profesores formados en la URSS.  Los Niños de la Guerra  resultaron ser los candidatos perfectos: estaban preparados, se habían educado de acuerdo con las pautas establecidas por el régimen y sobre todo, hablaban español. La operación se convirtió en un asunto de alto secreto, y los españoles llegaron a la isla sigilosamente y bajo nombres falso supuestamente porque el Partido Comunista Español en Rusia pretendía evitar comprometer el futuro de los “Niños de la Guerra” a su regreso a la España franquista y mantener en secreto su apoyo a la revolución comunista de Fidel. Para los españoles era una oportunidad de salir de Rusia, de conocer mundo y sobre todo de apoyar una causa, una revolución protagonizada  por un héroe de entonces: Fidel Castro.

El secretismo de la operación fue tal, que los españoles desconocían incluso las condiciones de trabajo que tendrían en la isla, aunque finalmente, resultaron ser de lo más ventajosas: una parte del sueldo era intercambiable en la Embajada Soviética de la Habana por talones que se llamaban “certificados” y enviarse a las familias para comprar en las tiendas especiales de la URSS, es decir, en las tiendas en las que había de todo y que sólo eran accesibles para los extranjeros. La otra parte del sueldo se cobraba en pesos.

Los españoles encontraron en la Cuba del pre-bloqueo el paraíso. Venían de un país gris, inhóspito y envejecido dónde escaseaba prácticamente todo y aterrizaron en la isla de la luz, el color y la abundancia. Un paraíso en el que además, se hablaba español.

“Llegué a Cuba en 1964. Pasar del estalinismo soviético a los primeros años de la Revolución cubana, que no son los actuales, fueron una liberación. En Cuba se hablaba Castellano. Era casi recuperar España. Yo tenía la sensación de ir volando por las calles. No he tenido una alegría mayor en mi vida”. Declaración de Damián Pretel. “El Exilio Español en Cuba” de Jorge Domingo Cuadriello.

Pronto el colorido, la abundancia, la frescura y la alegría de la isla  se tornaron en el desapacible gris que tan bien conocían los españoles llegados de la URSS.

 

Durante la primera visita de Castro a Estados Unidos después del triunfo de la revolución declaró a los medios de comunicación: “La Revolución es más verde que las palmas (…), yo sé que ustedes están inquietos porque piensan que somos comunistas, pero les digo claramente: NO LO SOMOS (…)”

Era una declaración dicha a la manera caribeña de Fidel como otras tantas que nunca sonaron a promesa…

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s