Capítulo 32: Los que se quedaron.

En 1956, 650 de los llamados Niños de la Guerra seguían repartidos a lo largo y ancho de todo el territorio soviético a excepción de algunas de las entonces repúblicas como Azerbaiyán, Armenia y Tayikistán. Alrededor de 330 Niños eran vascos, 230 asturianos, 30 cántabros y 56 madrileños. El miedo a empezar una vez más de cero en un país en el que, a parte de un reencuentro con sus raíces, nadie les prometía nada marcó una decisión difícil e inclinó la balanza hacia su vida en la Unión Soviética. Sus trabajos, sus vidas y sus familias les mantuvo alejados de los recuerdos de España. El tren para volver había pasado. Ahora tocaba vivir sin mirar atrás. Así fueron pasando los años hasta que la crisis económica azotó de lleno a la Unión Soviética a finales de los años 80.

El colapso económico y la posterior caída de la Unión Soviética, o viceversa según algunos analistas occidentales, sumergió al país en un profundo caos en el que los españoles codo a codo con el pueblo ruso, luchaban por sobrevivir. Las nuevas reformas económicas impuestas por el gobierno habían descentralizado la producción y habían dejado de controlar los ingresos lo que llevó al país a una situación paradójica: los ingresos de las familias habían aumentado más que la producción de artículos de consumo cuyos precios seguían siendo fijados por el estado. La situación era desconcertante. Los ciudadanos tenían un montón de dinero para gastar y agotaron las existencias de las tiendas que no tenían capacidad de reponer sus productos. Y llegó el caos, las colas, los sobornos, la delincuencia, la corrupción y el hambre…

 

La mayoría de los españoles que permanecían a finales de los 80 en la URSS, residían en grandes ciudades. La situación de aquellos que vivían en las periferias era aún más complicada. Llegados casi a la jubilación, las dificultades económicas les empujaron de nuevo a plantearse el regreso a España. Las zancadillas, las mismas de hace 30 años…

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s