Capítulo 7 – Cartas

 

A pesar de todo lo que se ha escrito sobre el exilio infantil a la URSS siempre ha quedado un vacío en la historia: los testimonios directos de los niños, sus emociones y todas las vivencias que cambiaron su destino escritas en primera persona.

Las cartas rescatadas que los niños escribieron a sus padres, familiares y amigos no son muchas. La censura impidió que la mayoría de ellas llegaran a su destino. Otras llegaban a las familia con apuntes directos del censor que tachaba o eliminaba algunos pasajes o que incluso sugería que las cartas fuesen menos largas para que le diese tiempo a leerlas. Casi todas ellas fueron secuestradas por la brutal censura Stalinista y otra muchas confiscadas por las tropas franquistas como tantos otros documentos personales que acabaron convirtiéndose años después, en pruebas con las que inculpar y por las que castigar a sus destinatarios.

La mayoría de las cartas  relatan con ilusión la nueva vida en la Unión Soviética. Todos los niños coinciden en describir el cálido recibimiento, la comodidad de las casas de niños, la abundante comida y el cariño de los educadores. Aún así, las líneas escritas denotan nostalgia: “ … a ber si se termina pronto la guerra para bolber…” (Carta escrita por un niño de la casa de niños de Moscú (sin firmar) o “…no llores madre que estoy bien…” (Santos Gadabuz – “Los niños españoles evacuados a la URSS” Enrique Zafra, Rosalía Crego y Carmen Heredia).

Carta escrita por Luis Diaz Cortázar – 10 años

Carta escrita por Mari Cruz y Teresa Amilibia (8 y 10 años)

 

Carta escrita por Bernardo del ….(ilegible)

La espontaneidad y la frescura infantil es la nota dominante en estos documentos, pero determinados fragmentos y alusiones evidencian la fuerte ideologización y adoctrinamiento político al que se vieron sometidos los niños. Aún así, estas cartas fueron el hilo de unión con esa España en la que nunca dejaron de pensar…

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Capítulo 7 – Cartas

  1. ytamarindo dijo:

    Emociona…

    gracias, Elisa

  2. Pingback: Un apunte. « corazondividido

  3. Trinidad Perez dijo:

    Es verdad que nos leían las cartas.-A mí me llamaron a una entrevista en Moscú y querían saber quien era la TIA CIEGA.- y ERA MI TÍA CIEGA DE VERDAD DE NACIMIENTO, Y YO ME CRIÉ CON ELLA.-Ahi me dí cuenta lo que pasaba, Era en 1956. Me dió mucha ravia.-

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s