Capítulo 5: Maestros y educadores

 

Al escribir sobre los niños evacuados a la URSS, es completamente imprescindible hablar de todas las personas adultas que les acompañaron en su viaje y en su estancia inicial en la Unión Soviética.

En 1937, el Ministerio de Instrucción Pública realizó un llamamiento por toda España para buscar personal dispuesto a acompañar a los niños evacuados. Los requisitos eran los siguientes:

  • Los inválidos de guerra que se encuentren aptos para el servicio
  • Excombatientes del ejército popular
  • Padres, viudas o hijos de antifascistas muertos por la causa Republicana

Los elegidos recibirían, además de los gastos del viaje, un sueldo y una gratificación mensual.

Las demandas para acompañar a los niños fueron muy numerosas: las tropas franquistas avanzaban y la guerra estaba haciendo estragos entre la población civil. Salir de España contribuyendo a la causa Republicana y hacerlo de forma remunerada era muy tentador.

Las cifras de personal auxiliar que finalmente acompañó a los niños a Rusia fueron 110 adultos: 78 fueron en calidad de educadores (21 varones y 57 mujeres) y 32 fueron en calidad de auxiliares (10 varones y 22 mujeres).

Niños posan con profesores – Fotografía de Francisco Mansilla

La decisión de abandonar España no fue fácil, pero el interés por conocer el país en el que “venció la revolución proletaria” y los rumores de que la estancia seria corta, animó a muchos a embarcarse en esa aventura.

El perfil de los educadores y maestros era muy dispar: por una parte había maestros de renombre como Pablo Miaja o Jesús Quirós y por otro, jóvenes formados en cursillos acelerados. La labor de estas personas, a parte de formar académicamente a los niños, era la de asumir el papel de tutor encaminando las enseñanzas de los niños hacia la disciplina, la convivencia y la solidaridad.

Una vez finalizada la Guerra Civil en España, un nuevo grupo de educadores llegaron a la URSS, pero estos ya llegaron en calidad de exiliados políticos y merecen un capítulo a parte.  

El aún gobierno de la República, emitió documentos de entrada y salida a la URSS para cada uno de los adultos acompañantes. Pocos aventuraban que meses después el gobierno caería y con ello los permisos para volver a España: la estancia se prolongó durante 20 años…

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Capítulo 5: Maestros y educadores

  1. Pingback: Un apunte. « corazondividido

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s