Capítulo 3 – La Bienvenida.

La euforia de los niños iba creciendo a medida que el barco se acercaba a aguas soviéticas. No querían perderse “los ríos más caudalosos del mundo, los ferrocarriles más largos ni el pan más blanco del mundo” (José Fernández Sánchez).

En Leningrado les aguardaba una multitud ansiosa por ver de cerca a los hijos heroicos del pueblo español: una orquesta, cientos de banderas rojas y alguna republicana, pero sobre todo, pancartas y pancartas con un mismo rostro. Pronto ese rostro que para los niños sólo era el de un señor con bigotes, se convirtió en la imagen del TODO, de lo ABSOLUTO.

Después del caluroso recibimiento, tal y como correspondía a una maniobra con un trasfondo propagandístico en la que se demostraba el apoyo soviético a la lucha contra el fascismo en España, los niños fueron conducidos a una casa de baños dónde les asearon y les dieron ropa nueva. Ropa rusa: trajes de marinero con botones dorados, pantalón largo y zapatos nuevos. A continuación, el inevitable reconocimiento médico. La tuberculosis había hecho mella en el grupo y los primeros recuerdos de muchos niños empiezan en las blancas paredes de un hospital ruso.

Inicialmente la residencia de los españoles sería un lujoso hotel en Leningrado a la espera de ser trasladados a los centros de acogida espacialmente preparados para ellos: las casas de niños. Muchas de estas casas habían sido residencias de descanso de los Sindicatos e incluso pequeños palacios pertenecientes a la burguesía que habían sido expropiados durante la Revolución de Octubre.

La vorágine de acontecimientos mantenía a los niños indagando en su nueva vida. Todo era extraño, todo requería una explicación, el desconcierto ante todo lo desconocido no dejaba tiempo para la nostalgia…

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Capítulo 3 – La Bienvenida.

  1. Pingback: Un apunte. « corazondividido

  2. Trinidad Perez dijo:

    lloro porque yo he vivido todo eso,.Vivo en Mendoza , tengo 82 años,Mi hermano , que también estuvo en Rusia falleció hace un año.-

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s